Cerrar

Visado (III)

Extranjería

El reglamento de la Ley de extranjería (RD 557/2011) establece que para estancias de hasta tres meses en un periodo de seis no se necesitará visado:

a. Los nacionales de países exentos de dicho requisito en virtud de lo establecido en la normativa de la Unión Europea. De estos ya habíamos hablado; son los que no necesitan el visado en su formato solicitud, comprobación previa y etiqueta.

b. Los titulares de pasaportes diplomáticos, de servicio u otros pasaportes oficiales expedidos por países con los que se haya acordado su supresión; este es un grupo de personas muy reducido y perfectamente consciente de su status especial.

c. Los titulares de salvoconductos expedidos por determinadas organizaciones internacionales intergubernamentales a sus funcionarios; grupo igualmente reducido y consciente.

d. Los extranjeros que tengan la condición de refugiados y estén documentados como tales por un país signatario del Acuerdo Europeo número 31, de 20 de abril de 1959.

e. Los miembros de las tripulaciones de barcos de pasaje y comerciales extranjeros, cuando se hallen documentados con un documento de identidad de la gente del mar en vigor y sólo durante la escala del barco o cuando se encuentren en tránsito para embarcar hacia otro país. Lo que popularmente se conoce como la libreta marítima (que probablemente sea el primer ejemplo de pasaporte multientrada) no significa que los marineros puedan acceder directamente al permiso de trabajo en España, significa tan sólo que la tripulación de un barco no necesita sacar un visado para recalar en todos los puertos posibles de su itinerario.

f. Los miembros de las tripulaciones de aviones comerciales extranjeros que estén documentados como tales mediante la tarjeta de miembro de la tripulación durante la escala de su aeronave o entre dos escalas de vuelos regulares consecutivos de la misma compañía aérea a que pertenezca la aeronave. El mismo caso que el de los marineros, pero sin libreta.

g. Los extranjeros titulares de una autorización de residencia, una autorización provisional de residencia, un visado de larga duración o una tarjeta de acreditación diplomática, expedidos por las autoridades de otro Estado con el que España haya suscrito un acuerdo internacional que contemple esta posibilidad. Estas autorizaciones habrán de tener una vigencia mínima igual al plazo de estancia, o de la duración del tránsito, previsto en el momento de solicitar la entrada. Esto es, desde el país de residencia legal se puede entrar en España sin visado siempre que el país de residencia legal tenga un acuerdo en ese sentido. Un colombiano no puede entrar en España desde Colombia sin visado, pero sí puede hacerlo desde Suiza si es residente legal allí y tiene su tarjeta en vigor para los siguientes tres meses.

Tampoco necesitan visado los titulares de una autorización de regreso, que es una autorización que se solicita con carácter previo a la salida de España cuando es necesario dejar el país en una situación documental comprometida – por ejemplo, cuando se está a la espera de una renovación o de la respuesta a una solicitud de modificación-.

Para los demás casos, ya se trate de estancia o de residencia, es preciso pasar por el examen previo de motivos y condiciones. Examen previo que puede ser bastante heterogéneo en cuanto a los requisitos y documentación que pide cada embajada, y, evidentemente muy diferente si se trata de una estancia que de una residencia.

Para la estancia se parte de una carta de invitación o de un plan de viaje determinado. Para la residencia, acreditar que se cumplen los requisitos para optar a un permiso de trabajo, de residencia, de estudios, de reagrupación familiar… A esta parte de la entrada nos enfrentaremos en próximos posts.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.