Cerrar

¿Te atreves a medir el riesgo que asumes si no cumples con tus obligaciones de Prevención de Blanqueo de Capitales?

Consultorio empresarial

Gran parte de los lectores, al leer el título dejaréis ‘para después’ la lectura del post de hoy, ya que deja muy claro que toca analizar el elenco de obligaciones en materia de Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo, en adelante PBC&FT, y como suele ser habitual, lo obligatorio resulta menos apetecible. Asimismo, debemos saber que si no cumplimos con nuestras obligaciones asumimos una serie de riesgos que no son peccata minuta y que debemos conocer.

Pero os invito a seguir leyendo. Esta entrada os la dedico especialmente a todos vosotros que hoy me habéis puesto a barbecho, ya que para incluirnos o excluirnos del cumplimiento de obligaciones, en este caso de PBC&FT, lo primero es informarnos.

En el análisis y asesoramiento de mis clientes para el cumplimiento de obligaciones de PBC&FT, empleo un sistema de escalera (de mi propia cosecha por considerarlo muy visual), o lo que es lo mismo, el cumplimiento o descarte de obligaciones, que son cada uno de los ‘peldaños’ que la componen, marcará seguir adelante o quedarnos donde estamos, o incluso, no tener que subirla.

Sujetos obligados

El primer peldaño se sitúa en el artículo 2.1 de la Ley 10/2010, que enumera los sujetos obligados como, por ejemplo:

b) Las entidades aseguradoras autorizadas para operar en el ramo de vida y los corredores de seguros cuando actúen en relación con seguros de vida u otros servicios relacionados con inversiones, con las excepciones que se establezcan reglamentariamente.

l) Los promotores inmobiliarios y quienes ejerzan profesionalmente actividades de agencia, comisión o intermediación en la compraventa de bienes inmuebles.

 m) Los auditores de cuentas, contables externos o asesores fiscales. à En este grupo se encuadran los gestores administrativos que presten asesoramiento fiscal y contable.

 n) Los notarios y los registradores de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles.

ñ) Los abogados, procuradores u otros profesionales independientes cuando participen en la concepción, realización o asesoramiento de operaciones por cuenta de clientes relativas a la compraventa de bienes inmuebles o entidades comerciales, la gestión de fondos, valores u otros activos, la apertura o gestión de cuentas corrientes, cuentas de ahorros o cuentas de valores, la organización de las aportaciones necesarias para la creación, el funcionamiento o la gestión de empresas o la creación, el funcionamiento o la gestión de fideicomisos («trusts»), sociedades o estructuras análogas, o cuando actúen por cuenta de clientes en cualquier operación financiera o inmobiliaria.

(…) Etc.

Analiza tu actividad

Leído el artículo 2.1 de la Ley 10/2010, ¿se encuadra tu actividad en alguna de sus letras? Si tu respuesta es negativa, olvídate, no tendrás que hacer nada en materia de PBC&FT, al menos por ahora, pero si es afirmativa tendrás que ‘subir la escalera’, ¿hasta dónde? lo iremos viendo.

Todos los que vuestra actividad profesional se encuentre entre las enumeradas en el artículo 2.1, el siguiente paso es la categorización como sujeto obligado grande o pequeño, para seguir delimitando el cumplimiento. Seréis sujetos obligados pequeños aquellos que contéis con una plantilla total (incluyendo directivos) ≤ a 9 y los grandes para plantillas ≥ a 10.

Para los considerados “pequeños” es importante recordar que tendréis menos obligaciones que los “grandes” pero estáis obligados a cumplir con vuestro elenco de obligaciones. Confiar en nuestros clientes, conocerlos, manejar cifras bajas de facturación, etc. no nos exime del cumplimiento, el hecho de estar encuadrados como sujetos obligados del artículo debe ponernos en alerta y atendiendo a nuestras particularidades encaminar nuestro cumplimiento en materia de PBC&FT.

¿Y el siguiente paso cuál es?

Subidos los dos primeros peldaños de la escalera, sabemos que somos sujetos obligados y nuestro tamaño, surge la pregunta, ¿ahora qué tengo que hacer para cumplir con mis obligaciones en PBC&FT?

El siguiente paso y el primero a dar en lo que al cumplimiento se refiere, es cursar una formación específica, que habrá que ir actualizando. Sabemos también que hay que tener una serie de documentación e información propia como sujeto obligado y de nuestros clientes para un correcto cumplimiento de cara a una inspección, pero ¿qué es lo que realmente tengo que hacer en mi día a día?

La respuesta es tan gallega como yo, DEPENDE, y diréis ¿de qué depende?, dando pie para tararear una conocida canción como homenaje póstumo al queridísimo y por mi parte admirado Pau Donés, que responde “de según como se mire, todo depende…”. (y ahí está “la trampa”).

En este caso, dependerá no tanto de cómo se mire, sino de las características y particularidades de quien tiene que cumplir, dicho de otra forma, antes de iniciar el cumplimiento es importante asesorarse con un profesional.

Conoce tu situación a través de este test

Estamos ya en la semana de Navidad pensando ya en los propósitos del 2021 y haciendo balance del año que dejamos ir, por lo que, ¿te atreves a conocer en qué situación estás en el cumplimiento de obligaciones en materia de PBC&FT y el riesgo que asumes si no lo haces? ¡Anímate a hacer nuestro test!

A quienes, tras responder a las preguntas, os salga un resultado positivo os doy mi más sincera enhorabuena y a seguir como hasta ahora, a los que estéis a medias os animo a dar el empujón para poneros al día y a los que el resultado sea negativo, ¿no creéis que es un buen momento para poneros las pilas y entre los buenos propósitos del 2021, sea cumplir en esta materia y dejar de asumir riesgos innecesarios?  Para todos, felices fiestas.

Prevención de Blanqueo de Capitales de SIGA 98

SIGA pone a tu disposición un servicio integral que te ayudará a cumplir con las obligaciones que impone a los gestores administrativos la Ley 10/2010, de 28 de abril, de Prevención de Blanqueo de Capitales y de Financiación del Terrorismo y que te permitirá trabajar fácilmente en el día a día, sin preocupaciones y evitando posibles sanciones por incumplimiento (que pueden oscilar entre los 60.000 €, 1.500.000 € o cuantías mayores en función de la infracción).

Si quieres obtener más información, contacta con SIGA.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.