Cerrar

El Supremo flexibiliza su criterio ante la subrogación de alquileres de renta antigua por fallecimiento

Civil

Recientemente, la Sala Civil del Tribunal Supremo en sentencia de 20 de julio se vio en la necesidad de flexibilizar su propio criterio sobre la subrogación de alquileres de renta antigua por fallecimiento, ya que resultaba excesivamente rígido y no podía mantenerse inflexible sin atender a las exigencias que imponga la buena fe.

¿Puede oponerse el arrendador de una vivienda a la subrogación del contrato ante el fallecimiento del arrendatario y la voluntad del viudo de subrogarse?

La CUESTIÓN JURÍDICA que se planteó al Alto Tribunal era si el arrendador de una vivienda podía oponerse a la subrogación en el contrato cuando, pese a que no se le ha notificado por escrito, tiene conocimiento del fallecimiento de la arrendataria y de la voluntad del viudo de subrogarse. Dicha cuestión surge por demanda ejecutiva de acción de desahucio por expiración del término y, subsidiariamente, una acción por precario, solicitando la entrega del inmueble arrendado.

La parte demandada se opuso a la demanda alegando la comunicación de la subrogación a la arrendadora, en su día, con revisión de renta. En primera instancia la demanda fue desestimada al considerar que la demandante conoció y consintió la subrogación, frente a la misma se interpuso recurso de casación alegando que la falta de notificación escrita de la subrogación determinad la resolución del contrato.

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife en sentencia de 31 de marzo de 2015, revocó la sentencia apelada y estimó la demanda, declarando la resolución del contrato de arrendamiento. Los demandados apelados interpusieron recurso de casación con los siguientes MOTIVOS:

1.- Posible requerimiento de los ocupantes de la vivienda para que le comunicasen la subrogación a la propietaria, pero esta no lo hizo porque conocía y consentía la subrogación (consentimiento tácito).

2.- Infracción del principio de seguridad jurídica y de la buena fe, por vulnerar la doctrina de los actos propios con la petición de resolución del contrato de arrendamiento.

Finalmente, el Supremo se pronunció … y se vio en la necesidad de matizar su criterio por resultar en ocasiones inflexible

Consideró la Sala que para que tenga lugar la subrogación es imprescindible el cumplimento de los requisitos exigidos en el artículo 16 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), entre los que se incluye la comunicación por escrito del fallecimiento y de la identidad de la persona que tiene la voluntad de subrogarse (confirmado en STS 664/2013, de 23 de octubre).

Es por ello que estimó el recurso de casación sin imposición de costas (art. 398.2 LEC).

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest