Cerrar

La selección de personal y algunos temas pendientes en las compañías aéreas.

aircraft
Laboral

Será por estar temporada alta de vacaciones, una no ve más que noticias relacionadas con condiciones laborales en las lí­neas aéreas y aeropuertos. Las compañías que gestionan esos ámbitos de actividad no son precisamente PYMES. Y una espera que tengan una polí­tica de relaciones laborales definida y muy encajada dentro del marco legal.

Por un lado está el trabajador del aeropuerto de Ibiza  al que los pasajeros filmaron tratando de modo bastante rudo a las maletas, colgando el ví­deo en Youtube. Fue suspendido de empleo y sueldo de forma inmediata por Iberia, que inició el correspondiente expediente sancionador, en gran medida para detener la repercusión del vídeo en las redes.

Cuando uno no es el propietario de ninguna de las maletas maltratadas y lo ve con cierta distancia le surge la pregunta de si deberí­a de haber un supervisor que evitase ese tipo de situaciones,  más personal para hacer ese trabajo, o algún tipo de ayuda mecánica para resolverlo. En el vídeo se aprecia que hay poca superficie de carga para tanta maleta y que el trabajador está solo. Creo que los pasajeros de Iberia nos quedarí­amos mucho más tranquilos si hubiesen anunciado que van a poner más personal o repensar la forma de almacenar y devolver las maletas que se transportan en las aeronaves. Hay que tener en cuenta que  la división de handling de Iberia ya el año pasado tuvo una inspección en la que le llamaron la atención sobre la necesidad de regularizar la situación de 690 contratos que debieran ser fijos discontinuos y estaban siendo configurados como eventuales. Porque cuando hay una tarea cíclica para la que se contrata año tras año a cerca de 700 personas tiene pinta de que un asunto eventual no es, más bien son tareas propias de la actividad de la empresa.

Por otro lado, está la sorprendente forma de enfocar la ley de prevención de riesgos laborales de la compa. En las pruebas para seleccionar trabajadores, se pedí­a a las postulantes un test de embarazo. Test de embarazo que la compañí­a justifica sobre la prohibición de volar que rige para las gestantes. A la inspección de trabajo le ha sonado más bien a discriminación, por lo que ha procedido a multar a la empresa, que impidió seguir con el proceso de selección para personal de tierra a una aspirante que se negó a hacerse la prueba de embarazo . No estaba embarazada, consideró que la petición era indigna y no tení­a relación alguna con su capacidad como trabajadora.  La compañí­a no está valorando gestantes, estado transitorio que solo concurre en mujeres, está valorando capacidad objetiva para el trabajo más allá de condiciones fí­sicas temporales. Cuando una TCP que ya está en plantilla inicia un proceso de embarazo, la compañía la recoloca temporalmente en otras tareas. La empresa defiende que incluso antes de ser parte de la plantilla ya se están preocupando por su salud.

Este tema de Iberia me hace recordar una sentencia de hace 3 años del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), al que llegó el asunto de una entrevista de trabajo de AENA (seguimos de aeropuertos en la que los entrevistadores sometieron a la trabajadora que se presentaba al puesto a una serie de preguntas sobre su vida familiar, las dificultades de trasladar y atender a los hijos… y  con la expresa advertencia de que la empresa no deseaba contratar a ninguna trabajadora que se fuera a coger una baja por maternidad. La entrevistada acabó confesando que se había ligado las trompas, por lo que el “peligro” de quedarse embarazada era inexistente. La empresa se decantó por la otra candidata al puesto que no tenía hijos ni pareja (también fue interrogada al respecto), lo que los entrevistadores debieron interpretar como señal de que su vida personal iba a estar condicionada a la profesional sin ningún contrapeso. AENA fue sancionada y tuvo que indemnizar a la candidata con 3000 euros.

No se puede preguntar cualquier cosa en una entrevista de trabajo. Hay que hacer preguntas relacionadas con la tarea a desarrollar y las capacidades del entrevistado. Lo que haga fuera del trabajo no es evaluable, ni lo es su decisión personal de tener hijos, de adoptarlos o de no tenerlos, decisiones todas ellas sobre las que siempre se le pregunta a las mujeres, dando por sentado que serán ellas y las empresas que las emplean quienes “soporten la carga” que pueda derivarse de la atención a la familia. Lo mismo tendrí­an que centrarse en cosas como haberle preguntado al trabajador de las maletas cuál sería su reacción ante una sobrecarga de trabajo o que capacidad tení­a de ir reubicándolas en el remolque ante un tiempo de reacción limitado.

 

 

 

Un saludo,

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest