Read More"> ¿Cómo cuido la seguridad y salud de mi centro de trabajo?
Cerrar

Medidas para cuidar la seguridad y la salud en el trabajo durante el coronavirus

Laboral

Hoy, 28 de abril, se celebra como cada año desde 1996 el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo, propuesto por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) para promover la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales en todo el mundo.

Si reivindicar y promover este día suele ser de gran importancia, este año resulta ser especialmente significativo por la situación de emergencia sanitaria en la que estamos inmersos. Incluso la OIT que tenía previsto dedicárselo a la violencia y acoso en el mundo laboral lo ha modificado en vista de la actual crisis.

El lema de este año es “Detengamos la pandemia: la seguridad y la salud en el trabajo pueden salvar vidas”, y está enfocado a abordar las enfermedades infecciosas en el entorno laboral, con especial atención al COVID-19, y refleja una serie de medidas a tener en cuenta para aquellos que sigan yendo a trabajar mientras dura el estado de alarma.

Directrices para preservar la seguridad y la salud

La OIT nos recuerda que seguir unas medidas de seguridad y salud adecuadas pueden ayudar a mitigar la propagación del virus y aumentar el bienestar de los trabajadores, por eso nos da estas pautas.

1. Los trabajadores han de conocer los síntomas y el modo de evitar su contagio

Es muy importante que desde los centros de trabajo se comunique a los trabajadores de forma fehaciente cómo es la enfermedad y los riesgos que tiene para la salud, así como sus síntomas, su forma de propagación y el modo de evitar el contagio.

Del mismo modo será necesario que el trabajador, en el caso de que presente alguna sintomatología que pueda estar asociada al COVID-19, no acuda al lugar de trabajo y llame al teléfono de atención a la enfermeddad de su comunidad autónoma.

Unas medidas de seguridad y salud adecuadas pueden ayudar a mitigar la propagación del virus

Además, también se pide que aquellos que hayan estado en contacto con un enfermo por COVID-19, aunque no presenten ninguna sistomatología, no acudan al centro de trabajo en 14 días.

Las personas vulnerables por edad, embarazo o alguna afección médica no deberían acudir al trabajo. En caso de que no puedan desempeñar su actividad de forma telemática, necesitarán presentar una declaración médica que lo certifique y su caso será considerado como una situación asimilada a accidente de trabajo para la prestación económica de incapacidad temporal.

 

2. Promover el distanciamiento físico y la higiene en el lugar de trabajo

Se recomienda que haya una distancia interpersonal de aproximadamente 2 metros, así como evitar en todo momento las aglomeraciones, con turnos de horario si fuera necesario.

En el caso de empresas abiertas al público, se deberán tomar las precauciones debidas para proteger la salud de los trabajadores y los clientes salvaguardando la distancia interpersonal y regulando el aforo máximo.

 

3. Facilitar equipos de protección gratuitos a los trabajadores más expuestos

En este sentido, la empresa deberá facilitar los equipos de protección adecuados a la actividad que se esté desempeñando, ya sean mascarillas, guantes o geles antisépticos, siempre y cuando los riesgos no puedan evitarse o limitarse por medios técnicos de protección colectiva.

No es necesario que un empleado lleve puesta la mascarilla si toma las medidas preventivas antes señaladas como mantener la distancia interpersonal de 2 metros y ser escrupuloso con la higiene personal y el lavado de manos.

 

4. Permitir a los trabajadores participar en la toma de decisiones en cuestiones que afecten a su seguridad

Se recomienda a la empresa realizar un plan de contingencia y adoptar medidas de protección. Para eso es necesario contar con la participación de los delegados de prevención o los representantes de los trabajadores; así como hacer partícipes a los trabajadores de las medidas adoptadas.

 

5. Si el personal realiza teletrabajo adoptar medidas contra su aislamiento

Se recomienda facilitar el teletrabajo y las reuniones por videoconferencia, especialmente si el centro de trabajo no dispone de espacio suficiente para que los empleados puedan respetar la distancia interpersonal.

Asimismo, es importante adoptar medidas para evitar el aislamiento del personal que esté teletrabajando y facilitar medidas de conciliación del trabajo con la vida familiar y personal.

 

6. Los empleadores deben garantizar la seguridad y la salud en el trabajo

Se tienen que proponer las medidas organizativas necesarias para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores. Proveer al personal de los productos de higiene adecuados, higienizar la oficina a diario, disponer de material de protección individual y adoptar las medidas que sean necesarias para minimizar los riesgos.

Asimismo, es recomendable tener un protocolo de actuación por si uno de los trabajadores manifiesta síntomas para garantizar su protección y la del resto de la plantilla.

Por último, es necesaria la colaboración de los trabajadores para poder llevar con éxito esta situación y evitar el riesgo de contagio.

 

Guía de buenas prácticas

Por su parte, el Gobierno de España el pasado 11 de abril, publicó una guía de buenas prácticas en centros de trabajo para prevenir los contagios del COVID-19 que recoge medidas de higiene y distancia interpersonal para aplicar antes, durante y después de la asistencia al trabajo.

La publicación de esta guía tuvo lugar dos días antes de que los trabajadores de otras actividades económicas no esenciales se incorporaran al trabajo después del parón por el permiso retribuido recuperable. 

 

Día Internacional del trabajador

Además del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo, este viernes, 1 de mayo, se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador. Un día atípico como otras festividades que han tenido lugar durante esta pandemia, pero que este año además es desolador por la situación laboral en la que se encuentran muchos empresarios y empleados por cuenta propia o ajena.

La crisis por COVID-19 ha dejado al país sumido en ERTEs. Según los últimos datos de principios de abril del SEPE (Servicio Español Público de Empleo) ya se han reconocido 620.000 prestaciones por desempleo de trabajadores sujetos a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por COVID-19, en unas 250.000 empresas (a falta de concretar los datos en algunas comunidades) según ha anunciado la ministra de Empleo, Yolanda Díaz.

Los gestores administrativos son desde el inicio del estado de alarma una de las actividades esenciales decretadas por el Ejecutivo. Su actividad ha sido y sigue siendo intensa y han alzado la voz para pedir al Gobierno medidas para proteger la salud del colectivo, así como garantizar el servicio que ofrecen a pymes y autónomos.

Muchos de los gestores administrativos teletrabajan estos días desde casa, pero siguen ofreciendo sus servicios a todos sus clientes y a los ciudadanos que necesiten realizar sus trámites con la Administración.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.