Cerrar

Reagrupación familiar. Desmenuzando el procedimiento (V)

grandparents photo blog extranjeria
Extranjería

Una vez tenemos claro en que circunstancias la pareja e hijos pueden ser reagrupados, nos queda el último grupo de familiares considerados parte de la familiar nuclear, los ascendientes. Aquí la norma se vuelve aún más restrictiva y la brecha con el régimen comunitario se incrementa, por lo que hay que tener muy presente que la siguiente explicación sólo se aplica al régimen general de extranjería, esto es, al que afecta a aquellos residentes legales que no tienen nacionalidad comunitaria.

El reagrupante debe tener una nacionalidad comunitaria (puede tener otra no comunitaria, lo importante es cual escoge para hacer el trámite) para poder optar a la aplicación de condiciones menos restrictivas. Para reagrupar ascendientes en el régimen general el reagrupante tiene que ir más allá de un permiso renovado, debe ser titular de una autorización de residencia de larga duración o de larga duración-UE concedida en España.

Los ascendientes se limitan al primer grado (padres), ya sean propios o del cónyuge o pareja. No está prevista la reagrupación familiar de abuelos sea cual sea la intensidad del vínculo que les una.

Los ascendientes deben:

  • Estar a cargo del reagrupante, esto es, el regrupante tiene que poder demostrar que les mantiene o aporta una cantidad significativa a su subsistencia. Para poder reagrupar ascendientes hay que demostrar que el reagrupante, en el año inmediatamente anterior a la solicitud de reagrupación, ha transferido fondos o soportado gastos de su familiar, que representen al menos el 51% del producto interior bruto per cápita, en cómputo anual, del país de residencia de éste, según lo establecido sobre renta y actividad económica por país y tipo de indicador, por el Instituto Nacional de Estadística. Cuando se reagrupa un hijo pueden no ser absolutamente estrictos con esta cantidad, cuando se trata de un ascendiente sí lo son.
  • Ser mayores de sesenta y cinco años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar su residencia en España. La dependencia económica por si sola puede no ser suficiente. Es prudente aportar otras razones (que no tengan hijos en su país de origen, que estén enfermos, que vivan en una zona muy violenta, que el reagrupante tenga su tutela legal …).
  • Excepcionalmente, cuando concurran razones de carácter humanitario, se puede reagrupar a los ascendientes menores de sesenta y cinco años que reúnan los restantes requisitos. Las dos circunstancias humanitarias más comunes son:
    • Que el ascendiente a reagrupar sea cónyuge o pareja de otro ascendiente, siendo este último mayor de sesenta y cinco años. En este caso, las solicitudes de autorización de residencia por reagrupación familiar se pueden presentar de forma conjunta, si bien la aplicación de la excepción del requisito de la edad respecto al ascendiente menor de sesenta y cinco años está condicionada a que la autorización del otro ascendiente sea concedida;
    • Que padezca de algún tipo de enfermedad que le dificulte atenderse a sí mismo sin ayuda. Y no olvidemos que el reagrupado debe tener cobertura sanitaria para que la reagrupación sea factible.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest