Cerrar

¿Puedo traspasar mi negocio, si estoy alquilado?

traspaso-negocio
Vivienda

Aunque ya hemos tratado el traspaso de local comercial  en otra ocasión, la indudable importancia de este asunto y lo acostumbrado que sigue siendo encontrar en la calle carteles “SE TRASPASA” hace aconsejable reiterar el tema, subrayando los aspectos más importantes, en el supuesto que actualmente permite la ley y podemos denominar traspaso impropio, que en realidad es una cesión de contrato o subarriendo total, pero que incluso en los tribunales ha adquirido carta de naturaleza como traspaso:

  1. Ante todo hay que tener en cuenta que, aunque la facultad de ceder o subarrendar se encuentra reconocida en la ley para el inquilino de un local, (LAU art. 32)se trata de algo renunciable, por lo tanto el casero debe hacer constar esa renuncia en el contrato, si no quiere que le cambien al inquilino, y éste debe oponerse a su inclusión si pretende mantener su libertad de ceder el negocio. No es ocioso subrayar aquí una verdad de Perogrullo, conviene leer el contrato atentamente antes de firmarlo.
  2. El subarriendo y, desde luego la cesión del contrato, tendrá la duración que ese mismo contrato tenga, es decir el que recibe esa cesión o subarriendo y paga por ello, debe tener muy en cuenta esa circunstancia, y pactar, si le interesa, con el dueño una ampliación de la duración de ese contrato, ya que, como decimos, por el mero hecho de la cesión u subarriendo no se opera esa ampliación.
  3. Aunque para ceder o subarrendar un local no es precisa la autorización del dueño, si es obligatorio sin embargo, notificar al arrendador esa cesión u subarriendo de modo fehaciente, en el plazo de un mes desde que se haya concertado esta operación. La falta de esa notificación fehaciente puede facultar al casero para resolver el alquiler y dar y desahuciar al arrendatario. Conviene subrayar que una notificación telefónica no es fehaciente, ya que, –Verba volant, scripta manent-, Las palabras se las lleva el viento, y que utilizar el whatsapp u otro medio electrónico puede ser eficaz pero lo más hacedero y recomendable será el buro fax.
  4. Teniendo en cuenta que la cantidad que puede percibir el arrendatario cedente no es en concepto de traspaso, sino por la cesión del negocio que se encuentra en funcionamiento en el local arrendado, el casero no tiene derecho a percibir cantidad o porcentaje alguno de ese precio de la cesión.
  5. Sin embargo  el casero tiene derecho a incrementar el alquiler en un diez por ciento si se trata de un subarriendo parcial o un veinte por ciento si se trata de un subarriendo total o de una cesión. Esto es algo que conviene tener en cuanta en las negociaciones de una cesión o traspaso impropio, para evitar sorpresas desagradables de última hora.

Como recomendación final es evidente que la transcendencia económica que supone este tipo de operaciones llámense cesión de negocio o traspaso, hacen más que recomendable la intervención de un profesional cualificado para asesorar en la redacción de los documentos pertinentes.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest