Cerrar

¿A quién corresponde el pago del IBI ante una compraventa? … depende

Civil

La entrada de hoy, a juzgar por el título, ya da una pista sobre las dudas que desata el tema a tratar, que está al alcance de posible afectación de cualquiera de los lectores y en cambio, es una problemática general ante la que, vistos en el escenario, no sabemos como actuar.

Dejando a un lado lo abstracto, pongámonos en situación para intentar vernos como protagonistas, bien sea en presente o en un posible futuro, de la “historia” de hoy.

A la pregunta del título de esta entrada, seguramente serían diferentes las respuestas que podíais haber dado, posiblemente atendiendo al interés de quién responde.

Antes de continuar, es importante aclarar y/o recordar que el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), conocido también como contribución urbana, se devenga el primer día de cada año, pero se liquida y paga a mediados del mismo ejercicio. Esta diferencia temporal entre el devengo y la liquidación o reclamación de pago siembra la duda si el pago del impuesto corresponde al comprador o al vendedor.

Tradicionalmente, por interpretación de lo dispuesto en la Ley de Haciendas Locales, se entendía que el pago del IBI le correspondía a quien fuera propietario del inmueble a día 1 de enero del año, aunque eran frecuentes los pactos entre las partes para un pago proporcional en función del periodo de propiedad del inmueble correspondiente. Estos pactos, no resultaban oponibles ante la administración, únicamente resultaban válidos y exigibles entre las partes.

A la pregunta del título de esta entrada, seguramente serían diferentes vuestras respuestas según el interés de quién responde.

Entonces atendiendo a lo anterior, que parece bastante claro, a la pregunta, sobre quién paga el IBI, mi respuesta, como gallega que soy, sería, depende.

Y os estaréis preguntando, ¿dónde radica la duda?

En una compraventa, objeto de gravamen, sin pacto entre las partes, ¿Quién pagará el IBI?

Ante esta casuística, no poco frecuente, el Supremo se ha pronunciado al respecto de cómo proceder. Ha dictaminado el Alto Tribunal que, “en caso de ausencia de pacto en contrario, será que el vendedor que abone el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada una de las partes haya ostentado la titularidad dominical y por el tiempo que lo sea” (STS 409/2016, de 15 de junio).

Es decir, da la vuelta a la tortilla y establece como regla general, la posibilidad de que el vendedor pueda repercutir sobre el comprador la parte proporcional del pago del impuesto, a falta de pacto distinto entre las partes, a tenor de su interpretación del artículo 63.2 de la Ley de Haciendas Locales,

Considera que el tenor de este artículo “advierte de la posibilidad de repercusión, sin sujetarlo a pacto que lo permita, limitándose el precepto a establecer que el reparto del importe del impuesto se hará conforme a las normas de derecho común, que no son otras, en este caso, que las de la compraventa (artículo 1445 y siguientes del Código Civil)”.

Por lo anterior, concluye el Supremo que debe considerarse propietario desde el momento de la entrega del inmueble (artículo 609 del Código Civil).

Dicho esto, el vendedor que reciba del ayuntamiento la correspondiente liquidación del IBI podrá repercutir al comprador, que es el dueño actual, el reembolso de la parte del impuesto correspondiente al periodo que haya sido propietario del inmueble.

He considerado interesante tratar este tema con la intención de aclarar las dudas que suscita uno de los tantos pagos derivados de una compraventa de inmueble.

Y ya para finalizar, vuelvo al principio y pregunto a mis lectores, ¿podríais responder a la pregunta que planteo en el título? Con la esperanza de que sea una respuesta positiva, al menos de la mayoría.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.