Cerrar

Nacionalidad española para menores de 14 años

Extranjería

Desde el 03 de septiembre de este año, la solicitud de nacionalidad española a favor de un menor de 14 años puede formularse sin el paso previo de obtener una autorización por parte del encargado del registro civil, siempre y cuando exista acuerdo entre ambos progenitores.

Este hecho ha suscitado una serie de dudas en cuanto a qué debe aportarse y qué supuestos quedan exentos de obtener esta autorización.

Ahora bien, la mejor forma de abordar estas interrogantes es partiendo de las exigencias contempladas antes de la modificación del código civil introducidas por la Ley 8/2021, de 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica; luego avanzaremos con los cambios y los supuestos de aplicación. Por último, cerraremos con algunas recomendaciones.

¿Cómo funcionaba la solicitud de la nacionalidad española antes del 3 de septiembre de 2021?

El Código Civil español en el artículo 20, relativo a la nacionalidad por opción, establecía en su apartado 2a, la obligación en el caso de menores de 14 años, de acompañar la solicitud de la nacionalidad de una “autorización del encargado del Registro Civil del domicilio del declarante, previo dictamen del Ministerio Fiscal”.

Esta obligación quedaba reafirmada en los supuestos de nacionalidad española por residencia, siempre y cuando involucraran a menores de 14 años, así lo contemplaba el artículo 21, apartado 3d, en su último párrafo, “en este caso [incapacitados] y en el anterior [menores de 14 años], el representante legal sólo podrá formular la solicitud si previamente ha obtenido autorización conforme a lo previsto en la letra a) del apartado 2 del artículo anterior.”

Por tanto, toda solicitud que se formulara a favor de menores de 14 años debía ser acompañada de la autorización del encargado del registro civil. No obstante, tras las modificaciones contenidas en la Ley 8/2021, esta obligación desparece siempre que exista acuerdo entre ambos progenitores, quedando así plasmado en el artículo 21, apartado 3c:

“En uno y otro caso la solicitud podrá formularla:

(…) c) El representante legal del menor de catorce años. En caso de discrepancia entre los representantes legales sobre la solicitud de nacionalidad por residencia, se tramitará el expediente de jurisdicción voluntaria previsto al efecto”.

¿Qué implicaciones tiene este cambio?

Aunque cada supuesto de aplicación requiere de una documentación específica, siempre es necesario aportar el modelo de solicitud normalizado firmado por uno o ambos progenitores dependiendo de la situación. Además de este modelo es indispensable aportar el DNI, NIE o pasaporte de los representantes legales.

Cuando existe acuerdo entre ambos progenitores y ambos conviven con el menor, es necesario aportar el modelo de solicitud normalizado firmado por ambos representantes.

Ahora bien, la situación se comienza a complicar cuando, por ejemplo, ambos progenitores están de acuerdo, pero uno de ellos no convive con el menor. Bajo este escenario es necesario contar con una autorización otorgada ante notario o ante la representación consular en España del progenitor que está ausente.

Otros supuestos que involucran la firma del modelo normalizado por sólo uno de los representantes son:

  • Cuando el menor de edad que convive con un solo progenitor porque el otro ha perdido el ejercicio de la patria potestad, en este caso es necesario aportar la sentencia judicial que acredite esta pérdida.
  • Cuando el menor de edad es huérfano de uno de los progenitores. Bajo este supuesto debe aportase el certificado de defunción del progenitor que falleció.
  • Cuando el menor de edad es tutelado por una institución, deberá aportarse la documentación que acredite la tutela del menor.
  • Cuando uno de los progenitores esté incapacitado, se aporta la sentencia judicial que así lo acuerda.
  • Cuando el interesado sea una persona con la capacidad modificada judicialmente, la solicitud la formulará el representante o representantes legales que resulten de la sentencia que modifique su capacidad.

En el caso de desacuerdo o cuando no es posible localizar al otro progenitor, es necesario aportar la autorización del encargado del registro civil, además del modelo de solicitud normalizado firmado por el otro progenitor.

Recomendaciones

Dado que aún no está disponible el modelo de solicitud normalizado por parte de la administración pública, lo aconsejable es presentar una declaración que describa cuál es el supuesto en que encaja la situación del menor, que identifique a su o sus representantes legales y que se acompañe de los datos de quien presenta la solicitud de la nacionalidad. Asimismo, es importante no olvidar el mandato de representación legal.

De esta forma, podremos realizar solicitudes que gocen de un mayor refuerzo, que intenten alinearse con el espíritu del legislador, pero sobre todo que disminuyan la incertidumbre ante el cambio.

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.