Cerrar

Las nóminas como forma de comunicación

Nóminas como forma de comunicación
Laboral

El recibo de salarios es la forma en la que la empresa le explica al trabajador cuanto le paga y porqué. Sobre este documento hay una norma de 1994, modificada parcialmente hace pocos años  que establece que :

  • hay conceptos de inclusión obligatoria;
  • deben guardarse a efectos de inspección durante 5 años;
  • deben ir referidos a meses naturales con independencia de anticipos;
  • firmar la nómina significa que se ha recibido la cantidad, no que se esté conforme con ella;
  • si se ingresa por transferencia bancaria la firma queda sustituida por el comprobante del abono;
  • en cualquier caso, hay que darle mensualmente el recibo (ya sea en papel, ya sea por otro medio).

A la Audiencia Nacional ha llegado recientemente un conflicto colectivo en torno a los recibos de salarios. Los titulares de prensa pivotan sobre una obligación de detallar los conceptos en nómina como si tal cosa fuese nueva y absolutamente inesperada, lo que, a la luz de las normas antes mencionadas, dista bastante de ser verdad.

El caso es que, en el supuesto que se le plantea en la Audiencia Nacional, hay un convenio colectivo con mejoras en la prestación de IT y trabajadores que, a lo largo del mes, pueden ir ampliando jornada según una bolsa de horas que la empresa va poniendo a disposición del personal.  Y son esas variaciones y complementos los que se encajan de forma forzada en los conceptos del modelo oficial, haciendo que al trabajador le resulte difícil llegar a la conclusión de qué le están pagando y poder comprobar que el cálculo es correcto. Porque a estos trabajadores el recibo que les dan es el del modelo oficial,  no uno alternativo o menos completo.

Y ahí es donde entra la Audiencia Nacional estableciendo que “ la documentación del cumplimiento de la obligación retributiva del empleador- omnicomprensiva del abono del salario y demás emolumentos devengados por el trabajador en razón del vínculo que le une con empleador- tiene por finalidad que el trabajador conozca, al menos mensualmente, los diversos conceptos que han generado una determinada retribución de forma clara y sencilla, de forma que le pueda servir de cotejo con las efectivas retribuciones devengados, para de dicha manera garantizar el derecho que le reconoce en el art. 4.1 apartado f) del E.T ( ” A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida”), para que en caso de disconformidad con lo documentado, pueda entablar las reclamaciones que tenga por conveniente frente al empleador. Así, debe resaltarse que la obligación de documentar el salario por parte del empleador es considerada por la doctrina científica como una de las denominadas “garantías del crédito salarial.”.”

Esto es, por encima de la existencia de un modelo oficial está el hecho de que cada uno de los conceptos que se abonan (ya tengan su origen en el convenio o en pactos individuales) deben estar reflejados de tal forma que el  trabajador pueda comprobar que el pago se corresponde con lo pactado para su trabajo, cumpliendo así el recibo de salarios su función de comunicación entre empresa y empleado.

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

1 Comentario

  1. Una información muy interesante, nunca me había planteado las nóminas como una forma de comunicación de la empresa y el empleado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest