Cerrar

La reforma se reforma

Laboral

Aunque en este blog estamos analizando el texto actual del Real Decreto-Ley 3/2012, no debemos olvidar que esa modalidad legislativa, prevista para casos de extraordinaria y urgente necesidad, debe ser convalidada por el Senado y el Congreso, que son los que detentan realmente el poder legislativo. La frecuencia con la que en los últimos tiempos el poder ejecutivo se ha arrogado el poder de legislador (el real decreto ley entra en vigor de forma inmediata) es objeto de debate, al ser al menos discutible que es extraordinario y urgente, y lo que no lo sea no puede ser legislado a través de real decreto ley, con sanción de nulidad a cargo del poder judicial.

En el Congreso se han rechazado ya las enmiendas a la totalidad propuestas por varios grupos parlamentarios. Pero de las enmiendas parciales presentadas hay algunas que tienen muchas posibilidades de modificar realmente el texto y convertirse en el texto legal que finalmente se consolide, aunque el término “consolidarse” a lo mejor le viene un poco grande al vaivén legislativo del derecho en los últimos dos años.

Entendemos que las enmiendas presentadas por el grupo del Partido Popular en el Congreso, en un documento de 86 páginas que recogen 42, serán finalmente las que definan el texto que se aplicará cuando se convalide el real decreto ley, lo que no impide que las decisiones tomadas en el marco presente tengan que ajustarse a lo que hoy conocemos. Obviamente, alguna enmienda procedente de otras formaciones políticas puede que también encuentre el apoyo suficiente; dependerá fundamentalmente de los procesos de negociación en los que pueden verse implicadas incluso otras normas.

Muchas de las enmiendas son para pulir un texto del que no se cambia el sentido, pero que se define mejor en su intención. Algunas proponen algo más que matices, que nos parece interesante ir conociendo:

– Las empresas de trabajo temporal que soliciten convertirse en agencias de colocación podrán ejercer como tal tras presentar una declaración responsable en el sentido de la directiva de servicios y beneficiándose del silencio administrativo positivo.

– Las causas económicas en las modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo se definen literalmente sobre “una disminución de ventas o de ingresos ordinarios durante dos trimestres consecutivos comparados con los mismos trimestres del año anterior.”

– El absentismo como causa de despido objetivo se concreta en dos puntos importantes: no se considerará absentismo las ausencias por tratamiento de un cáncer o enfermedad grave, y a las ausencias del 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos se añade el requisito de que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 6% de las jornadas hábiles.

– El contrato de formación se extiende a los que aún sean estudiantes de formación profesional. Si se suscribe un contrato inferior a los tres años máximos permitidos se podrá prorrogar hasta dos veces por un tiempo mínimo de seis meses cada vez. Se permitirá que, una vez finalizados esos tres años, la misma empresa o grupo pueda contratar al trabajador de nuevo como formación si es para obtener distinta cualificación profesional.

– En el contrato de fomento del empleo se precisan las bonificaciones disponibles a partir de la entrada en vigor de la reforma haciéndolas depender del mantenimiento del número de trabajadores en plantilla alcanzados con el contrato durante al menos un año, excepto si la plantilla se reduce por causas económicas objetivas.

– Sobre la opción de compatibilizar la prestación por desempleo con el sueldo, se enmienda para precisar que al finalizar el contrato el trabajador tendrá derecho a la nueva prestación que haya generado o a lo que le quedara de la anterior, descontando el equivalente al 25 por ciento del tiempo trabajado.

– Si un trabajador ya ha realizado una función en una empresa (independientemente del contrato que haya tenido), no se le podrá imponer un nuevo periodo de prueba al contratársele con esta modalidad.

– Se incluye una nueva disposición para el personal al servicio de las entidades sin ánimo de lucro, considerando causa objetiva para la extinción de un contrato indefinido que se haya hecho para un proyecto público sin dotación económica estable y financiado por las administraciones públicas mediante consignaciones presupuestarias o extrapresupuestarias anuales consecuencia de ingresos externos de carácter finalista cuando se constate insuficiencia de la correspondiente consignación para el mantenimiento del contrato.

– Las indemnizaciones por periodos inferiores a un año de trabajo se calcularán prorrateando por meses la cantidad, y que todos los contratos deberán formalizarse de forma escrita. Si no, se entenderán siempre “indefinidos y a jornada completa”.

No debemos perder de vista que este texto que tantas cosas ha cambiado va a cambiar a su vez en apenas un par de meses. Y aún queda la jurisprudencia por pronunciarse. La prudencia es un valor a considerar en estos tiempos.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.