Cerrar

El efecto retroactivo de la plusvalía municipal ante la ausencia de ganancia patrimonial

cloud-architecture-sky-sunset-skyline-town-1238797-pxhere.com
Civil

En conversación hace escasos días con personas de “mi entorno”, las cuales, desde una opinión muy sincera, me confesaron que no leían mis entradas de blog “porque son temas muy complejos que sólo los entendemos los que nos dedicamos a la profesión” … automáticamente asomó en mi cabeza la siguiente pregunta (confieso que no manifiesta): ¿Al menos has intentado leerme? Y en su caso, ¿dejas de leer sobre “lo desconocido” empapándote solo sobre lo que ya conoces? Y si lees algo, sea de lo que sea, teniendo siempre la oportunidad de indagar al respecto si hay flecos sueltos, y en este caso, preguntarme … ¿no suena a disculpa simplista?. Seré sincera, me ha hecho reflexionar.

Quizás hoy, algunos de los que estáis leyendo no os veáis afectados por el tema del que os voy a hablar, porque no habéis vendido recientemente, ni tenéis pensado, un inmueble y por ello, nada os interese en qué casos habrá que pagar el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como plusvalía municipal, derivada de la operación, pero … y ¿“mañana”? Te animo a que sigas leyendo …

Si has llegado hasta aquí, seguramente te interesará saber que después de muchas vueltas con el pago o no pago de la plusvalía municipal, el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han pactado la reforma de este impuesto municipal para que en los casos en los que la venta del inmueble de pérdidas no haya que tributar por él.

El Gobierno ha pactado con la FEMP ya que la plusvalía municipal es un impuesto gestionado y recaudado por los ayuntamientos, para adaptarlo al criterio del TC.

A la espera de que adquiera firmeza este criterio, se baraja que su aplicación tenga efecto retroactivo desde el 15 de junio de 2017, fecha coincidente con la publicación en el BOE de la sentencia del Tribunal Constitucional (en adelante, TC) por la que se declaró la inconstitucionalidad de la plusvalía municipal y anuló parcialmente el pago del mismo en aquellos casos que la venta del inmueble de pérdidas. Consideró el TC, en esta sentencia, que no se podía imponer un impuesto cuando no se ha producido una ganancia económica, únicamente amparado en el hecho de “la mera titularidad del terreno por un periodo de tiempo”.

De este modo, a la espera de que adquiera la firmeza esta decisión, aquellas ventas de inmuebles a partir del 15 de junio de 2017 por un precio inferior al que fueron adquiridos, y que aun así hayan tributado por la plusvalía municipal, sus vendedores deberán recibir la devolución de lo pagado en este concepto, ya que todo apunta a que no debieron haberla pagado.

Para ello, el sujeto pasivo (el contribuyente) tendrá que demostrar con la escritura de venta que vendió un inmueble y no ha obtenido ganancia patrimonial alguna. Para ello, se tendrán en cuenta los valores reales de la transmisión, o lo que es lo mismo, “los efectivamente satisfechos” que consten en la documentación acreditativa de la transmisión (escrituras o cualquier otro título comprobado por la Administración Tributaria).

¿Y en los casos que efectivamente haya ganancia?

La reforma del impuesto prevista también afecta en los casos que efectivamente sí haya ganancia patrimonial derivada de la venta del inmueble. En estos casos, se incluyen nuevos coeficientes que variarán entre el 0,09 hasta el 0,60, según el número de años transcurridos desde la adquisición del inmueble, hasta un máximo de 20.

Estos coeficientes serán actualizados anualmente.

Si efectivamente entra en vigor la nueva regulación de la plusvalía municipal, los ayuntamientos dispondrán de 3 meses para modificar y adecuar las ordenanzas municipales reguladoras del mismo.

En conclusión, en principio la espera parece que valdrá la pena, con la entrada en vigor del nuevo criterio, quiénes hayan pagado el impuesto desde esa fecha con ventas a pérdida podrán recuperar el dinero siempre que puedan demostrarlo.

Quizás sea mi inquietud continua sobre conocer cosas nuevas y sobre aquello que no sé, preguntar, estudiar … siempre intento escribir sobre temas, a veces de actualidad, que resulten de interés general y algunos solo para “los elegidos” afectados, pero en la idea del saber no ocupa lugar … lo que hoy no te interesa, quizás mañana te pueda afectar, ¿no crees? … (ahí lo dejo).

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

2 Comentarios

  1. Que tal como estás Cristina

     

    Estoy leyendo tu blog porque estoy interesado en el tema, no por mi, obviamente, que no tengo nada y mucho menos fincas o pisos que vender, pero si por otros motivos que no vienen al caso.

     

    Esperas que la retroactividad de la reforma de la LEY DE HACIENDAS LOCALES  sea hecha a partir de la publicación de la Sentencia del TC

     

    Y YO TE PREGUNTO, LAS  TRASMISIONES DEL AÑO 2015 Y 2016 , PODRÁN RECLAMARSE, Y CON FUNDAMENTO??

    SI ME DAS RESPUESTA TE LO AGRADECERIA MUCHISIMO. 

     

    UN SALUDO 

    1. Buenas tardes Álvaro

      Seguimos a la espera de que el pacto entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP adquiera firmeza, y en consecuencia, la adaptación de la regulación de la plusvalía municipal en los distintos ayuntamientos.

      Así pues, parece que, en principio, siempre que el pago no haya prescrito, 4 años en el caso de autoliquidación de la plusvalía (pago voluntario) y 1 mes para las liquidaciones (si el pago fue requerido por el ayuntamiento afectado), resulta posible reclamar lo pagado en concepto de plusvalía. Ante el aluvión de reclamaciones, ya ha habido pronunciamientos de distintos tribunales de justicia, que ven posible la reclamación no solo en los casos en los que con la transmisión del inmueble no haya habido ganancia patrimonial, sino también en el caso de haberla.

      Pero como digo, habrá que esperar la firmeza de este criterio y la puesta al día de las ordenanzas municipales reguladoras,  para la efectividad de una reclamación “con fundamento”.

      Un saludo, 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest