Cerrar

IVA en obras de reparación cubiertas por pólizas

Espacio tributario

Hoy en día es habitual que los propietarios o usuarios de una vivienda tengan contratada una póliza de seguro de hogar, que cubra los siniestros que pueden surgir por diferentes motivos (desperfectos por una inundación por rotura de tubería, filtraciones de agua por efectos meteorológicos, etc.).

Las compañías aseguradoras ofrecen a sus clientes diferentes pólizas de seguro de hogar en función de sus coberturas y ante la reparación de algún daño o desperfecto, pueden hacerse cargo del gasto la propia entidad aseguradora, o hacerse cargo el asegurado pagando directamente el arreglo o reforma y posteriormente la aseguradora le reembolsa el gasto, pero…¿el tipo de IVA a aplicar es el mismo en ambos casos?.

Pues NO. En una reciente resolución del TEAC, se unifica el criterio sobre la aplicación del tipo de IVA en los casos de obras de reparación en la vivienda habitual cubiertas por pólizas de seguro contratadas por los propietarios. De manera que para determinar el tipo de IVA, es necesario analizar previamente quien es el destinatario de tales obras, es decir, si es la persona física que utiliza la vivienda para su uso particular o si es la compañía aseguradora.

Para determinar el tipo de IVA, es necesario analizar previamente quien es el destinatario de tales obras.

Si el destinatario es la persona física, se aplicará el tipo reducido de IVA (10%), por el contrario cuanto del destinatario sea la compañía aseguradora, el tipo de IVA, será el general (21%), así lo establece dicha resolución:

Será destinataria de las obras de reparación la persona física que utiliza la vivienda para su uso particular cuando el modo de resarcimiento resultante de la póliza de seguro sea el pago de una indemnización por la compañía aseguradora una vez realizadas las peritaciones oportunas. En este caso es el asegurado quien contrata en su propio nombre con la empresa de reparaciones y quien está obligado a efectuar el pago de la contraprestación de los servicios de reparación, con independencia de quién sea la persona o entidad que efectúe el pago material de los mismos, si el propio asegurado, al que se le indemnizará por la compañía de seguros en los plazos estipulados, o si la propia empresa aseguradora tras la autorización por el asegurado del cobro de la indemnización directamente por la empresa de reparaciones. En la factura habrá de identificarse al asegurado destinatario del servicio, sin perjuicio de que, en su caso, se haga constar también a la entidad aseguradora como pagadora por reembolso. No se opone a la consideración como destinatario del asegurado el hecho de que la compañía de seguros facilite a éste la contratación de la reparación con determinadas empresas del sector a través de plataformas de gestión de siniestros obteniendo de ellas una comisión por captación de clientes ni el hecho de que las entidades aseguradoras establezcan sistemas de control de calidad de los servicios suministrados a través de dichas plataformas y, en su caso, incentivos o penalizaciones por los mismos.

Será destinataria de las obras de reparación la compañía aseguradora cuando se sustituya la indemnización por la reparación o reposición del objeto siniestrado. Ello exige que el asegurado consienta dicha sustitución o que de la propia póliza de seguro se infiera que la prestación comprometida es exclusivamente la reparación o reposición del objeto dañado. En este caso es la compañía aseguradora la que contrata con la empresa de reparaciones, la que está obligada a efectuar el pago, la que paga materialmente y la destinataria de los servicios de reparación. En la factura habrá de identificarse a la entidad de seguros.”

Hay que tener claro que tanto si la persona física que utiliza la vivienda paga directamente la reparación, como si lo hace la entidad aseguradora, en ambos casos, la operación estará sujeta a IVA, pero dependiendo de quién contrate el trabajo el tipo de IVA puede variar (10% o 21%), tal como comentamos anteriormente.

Por lo tanto, si eres uno de los empresarios que realiza este tipo de reparaciones deberás asegurarte quién contrata el trabajo, para emitir la factura con el tipo de IVA correspondiente (10% o 21%).

Si eres el asegurado y vas a contratar tú el trabajo de reparación y posteriormente la aseguradora te reembolsa el importe, la factura que te emitan deberá ser con el tipo reducido de IVA (10%).

La Dirección General de Tributos, se ha manifestado en similares términos en las respuestas a diversas consultas vinculantes: V3173/15 de 20 de octubre de 2015 y V0010-18 de 6 de enero de 2018.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram