Cerrar

Integración y medios de vida para la nacionalidad

Integración y medios
Extranjería

Dice la Audiencia Nacional que “la nacionalidad española concede un status y unos derechos superiores a los derivados de la mera residencia legal en España y por ello se establece en nuestro ordenamiento la exigencia de un grado de adaptación superior para los peticionarios de nacionalidad del exigible a los extranjeros residentes, en cuanto aquellos pretenden su total equiparación, política y jurídica, a los ciudadanos españoles, lo que sería incongruente con una residencia que, al margen de su duración, se desarrollase con desconocimiento de la forma de vida, costumbres y valores que conforman nuestra sociedad”.

Digamos que una parte del derecho a la nacionalidad consiste en tener la capacidad de pedirla por el mero paso del tiempo, aunque llegar a obtenerla requiere poder demostrar que se ha desenvuelto una cierta actividad de integración en positivo. Lo de los valores comunes que conforman nuestra sociedad sería para hacérselo mirar también, porque las encuestas del CIS, además de las respuestas sobre política que salen en el periódico, dan otras de lo más porcentualmente variopinto.

La Audiencia Nacional hace estas aseveraciones en el contexto de una sentencia reciente, en la que un ciudadano pretende la revocación de la denegación de una nacionalidad con informes desfavorables, uno por necesitar ayuda para cubrir un cuestionario de conocimientos sobre el país y su sociedad, otro por carecer en el momento de inicio del expediente, allá por el 2012, de ingresos regulares. Así, el  Juez Encargado del Registro Civil “informa desfavorablemente a la concesión de la nacionalidad ya que el promotor no cuenta con medios de vida suficientes para poder vivir adecuadamente en este país y que favorezcan a su plena integración y subsistencia en el mismo”.  Lo que nos lleva a la conclusión de que hay un nivel de medida de lo que es vivir adecuadamente (hemos de suponer que el SMI) y que ser pobre no favorece la integración. La afirmación sobre la subsistencia es, sin duda, absolutamente lógica.

El solicitante estaba desempleado y sin prestaciones en el momento de solicitud de la nacionalidad, aunque había cotizado a la Seguridad Social por más de un quinquenio y tiene una vivienda en España en propiedad. Dos hijos nacidos y residiendo en España, una esposa también residente legal en el país. Habla y entiende el castellano con fluidez, habla y entiende el catalán. Sus repuestas al test indican que sí conoce la parte de la sociedad en la que desarrolla su actividad. Sus dificultades están a nivel lectoescritura. Se dedica a la chatarra, lo que hace poco probable estadísticamente que pertenezca a las clases medias de la sociedad.

Ponderando todas estas circunstancias, la Audiencia Nacional concluye que “en el caso que nos ocupa, el hecho solo de que al tiempo de la solicitud el recurrente no tuviese trabajo y no percibiese ingresos, no es razón jurídica, a tenor de lo dispuesto en el Código Civil, para denegarle la nacionalidad española por falta de integración en nuestra sociedad, sobre todo si ha acreditado el suficiente grado de integración en la sociedad española que la parte interesada ha justificado debidamente” .  Y, con ello, la Audiencia Nacional rompe un poquito con la relación automática entre pobreza y capacidad de integración, que es, sin duda, una relación preocupante.

Ser ciudadano español es formar parte de un club en el que el derecho de admisión está reservado, salvo que se sea socio por cuestiones familiares o la directiva decida que se han hecho méritos suficientes para merecer tal honor. Reservarlo por afinidad en valores tiene un sentido obvio, reservarlo por motivos económicos quizá nos prive de honrados y esforzados ciudadanos cuya única tacha es ser pobres.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo . Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest