Cerrar

Sobre la igualdad de las herencias con trato fiscal desigual

herencias extracomunitarias
Civil

El Tribunal Supremo en sentencia del pasado 19 de febrero, ha puesto el punto final al tratamiento desigual que se venía dando en España a las sucesiones y donaciones extracomunitarias, por soportar estas últimas mayor carga fiscal que en las que sólo intervienen residentes o tengan por objeto bienes inmuebles situados en el estado miembro de imposición.

En un escenario de clara desigualdad en el que la reducción de la base imponible de la sucesión o donación dependa de factores territoriales[1], constituye una restricción de la libre circulación de capitales[2], tales como:

  • El lugar de residencia del causante y del causahabiente al fallecer el primero.
  • El lugar de residencia del donante y del donatario en el momento de la donación.
  • El lugar en el que está situado un bien inmueble objeto de sucesión o de donación, cuando supone soportar una mayor carga fiscal de las sucesiones o las donaciones entre no residentes, o aquellas cuyo objeto sean bienes inmuebles situados en otro Estado miembro, respecto de aquellas en las que sólo intervienen residentes o que sólo tienen por objeto bienes inmuebles situados en el Estado miembro de imposición.

El Tribunal Supremo determina que no existe ninguna diferencia entre la situación objetiva de un residente y la de un no residente que pueda sustentar una diferencia de trato.

Por ello, considera el Tribunal que España ha incumplido sus obligaciones derivadas de los artículos 63 TFUE y 40 del Acuerdo EEE, dada su permisividad en las diferencias de trato fiscal de las donaciones y sucesiones entre los causahabientes y donatarios residentes y no residentes en España, los causantes residentes y no residentes en territorio nacional y entre las donaciones y disposiciones similares de bienes inmuebles situados dentro y fuera del territorio español.

 “Constituye una restricción a la libre circulación de capitales a efectos del artículo 56.1 de la Constitución Española … que comprende y afecta no solo a los movimientos de capitales entre Estados miembros sino también entre Estados miembros y terceros países”.

¿Qué se puede hacer en estos casos?

Los contribuyentes que residan fuera de la Unión Europea (país tercero), que hayan liquidado el Impuesto de Sucesiones y Donaciones sin la reducción o deducción autonómica correspondiente tendrán que recurrir ante Hacienda:

  • Si no ha prescrito el derecho, podrán solicitar la devolución de ingresos indebidos (artículo 221 LGT).
  • Por el contrario, si han pasado más de cuatro años, podrán plantear un recurso extraordinario de revisión (artículo 244 LGT).

En mi tónica habitual, concluyo por hoy, dejando una pregunta al aire (dirigida a los lectores): El nuevo criterio del Supremo, ¿dará un trato desigual de quienes debieran ser tratados por igual o dar un trato igualitario aun cuando existan desigualdades?

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

 


[1] Es importante recordar que ya en 2015 se eliminó en la normativa estatal del Impuesto de Sucesiones y Donaciones la discriminación que recibían los ciudadanos comunitarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest