Cerrar

Enmiendas a la reforma fiscal: los cambios que se avecinan

Reforma fiscal
Espacio Tributario

Esta reforma fiscal está dando que hablar. La verdad es que no recuerdo una reforma que levantase tanta polvareda y conversaciones de café sobre cuestiones de índole fiscal. Yo creo que simplemente la gente no se creía parte de la reforma: ¿cómo un millón de las antiguas pesetas del año 60 va a valer igual, de cara a la tributación por la venta de inmuebles o acciones, que los 6.000 € actuales?

El primer anteproyecto que los profesionales del sector tuvimos que analizar quedó superado por un proyecto que incluía cambios de cierta envergadura. Muchos pensábamos que el proyecto era casi ley, entrando en todos los detalles para poder anticipar las repercusiones de la ley a nuestros clientes, de modo que tuviesen más margen que el exiguo que existirá entre la aprobación definitiva de la ley y su publicación en el BOE, y su entrada en vigor a 1 de enero de 2015 (salvo ciertas especialidades).

De hecho, han sido numerosos los cursos y charlas que en el ámbito fiscal se organizaron (y se siguen organizando) para explicar en qué consiste la reforma fiscal con base en el Proyecto de Ley y anunciar sus principales medidas para  la toma de decisiones personales y empresariales ya, o tras la aprobación de la ley (según convenga) y minimizar así el impacto fiscal.

Nuestra creencia sigue desvaneciéndose. ¿Quién no apuró a su cliente, a su amigo o su conocido para que aquel inmueble de “años ha” lo vendiese (si esa era su intención) en 2014, incluso bajando su precio de venta? La desaparición de los coeficientes de actualización y abatimiento aconsejaban, sin lugar a dudas, materializar ya la plusvalía de los inmuebles adquiridos antes de 1994 que previsiblemente se vendiesen en el corto plazo.

Por todo ello, y como reconozco que soy de esos que aconsejaron activamente adelantarse al cambio fiscal que se avecina, me veo en la necesidad de exponer las modificaciones más significativas para el ciudadano de “a pie” (es decir, no me detendré en los cambios más técnicos) que, a través de enmiendas al Proyecto de Ley, con total seguridad (ya que las presentó en el Senado el PP) van a aparecer reflejadas en la norma definitiva y que en algunos casos suponen cambios de relevancia respecto a lo que ya estaba escrito.

En el impuesto sobre sociedades, quiero destacar que se modifica el límite a la compensación de los BIN, aumentándose del 60% al 70% de la base imponible previa a la aplicación de la reserva de capitalización. No obstante, para 2016 se mantiene en el 60%.

En el IRPF, respecto a la distribución de la prima de emisión y reducciones de capital: cuando por aplicación de lo dispuesto en el “nuevo” régimen, se hubiera determinado el cómputo como rendimiento del capital mobiliario de la totalidad o parte del importe obtenido o del valor normal de mercado de los bienes o derechos recibidos, y con posterioridad el contribuyente obtuviera dividendos o participaciones en beneficios conforme al artículo 25.1 a) de la Ley procedentes de la misma entidad en relación con acciones o participaciones que hubieran permanecido  en su patrimonio desde la distribución de la prima de emisión (o reducción de capital), el importe obtenido de los dividendos o participaciones en beneficios minorará, con el límite de los rendimientos del capital mobiliario previamente computados que correspondan a las citadas acciones o participaciones, el valor de adquisición de las mismas.

Se rescata el supuesto de entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda, para el conjunto de las entregadas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales, siempre que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.

En cuanto al novedoso exit tax, que básicamente supone la tributación de las plusvalías tácitas por participaciones significativas en sociedades, se permite ahora que en caso de desplazamientos temporales a un país o territorio que tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información, el aplazamiento de la deuda tributaria en las mismas condiciones que a los desplazamientos por motivos laborales. Asimismo, se establece que en caso de que se hubiera ingresado el impuesto y el obligado tributario adquiriese de nuevo la condición de contribuyente sin haber transmitido la titularidad de las acciones, las cantidades que se devuelvan incluyan los intereses desde la fecha en que se hubiese realizado en ingreso.

Se rescata el régimen transitorio de los contratos de seguro de vida generadores de incrementos o disminuciones de patrimonio con anterioridad a 1 de enero de 1999 estableciéndose una cuantía máxima de 400.000 euros del capital diferido derivado de un seguro de vida contratado antes de 31 de diciembre de 1994 para poder aplicar los coeficientes de abatimiento previstos en la disposición transitoria cuarta de la Ley del Impuesto. A tal efecto, se tendrá en consideración no solo el importe del capital diferido sino también el correspondiente a todos los seguros de vida a cuyo rendimiento le hubiera resultado de aplicación los coeficientes de abatimiento, obtenidos desde 1 de enero de 2015 hasta el momento de la imputación temporal del capital diferido.

Se retrasa a 1 de enero de 2017 el nuevo tratamiento de la venta de derechos de suscripción de acciones cotizadas.

Y por último, la modificación “estrella”: se rescata el régimen transitorio relativo a los coeficientes de abatimiento. A este respecto, se establece una cuantía máxima del valor de transmisión de 400.000 euros para poder aplicar los coeficientes de abatimiento. A tal efecto, se tendrá en consideración no solo el valor de transmisión del elemento patrimonial, sino también los valores de transmisión correspondientes a todas las ganancias patrimoniales a las que haya resultado de aplicación los coeficientes de abatimiento, obtenidas desde 1 de enero de 2015 hasta el momento de la imputación temporal de la ganancia patrimonial.

Una última “pincelada” en el Impuesto sobre Sucesiones: en el caso de la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, si el causante hubiera sido residente en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distinto de España, los contribuyentes tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la comunidad autónoma en donde se encuentre el mayor valor de los bienes y derechos del caudal relicto situados en España. Ahora se añade que si no hubiera ningún bien o derecho situado en España, se aplicará a cada sujeto pasivo la normativa de la comunidad autónoma en que resida.

Esperemos que no se produzcan más cambios y se apruebe cuanto antes la Ley en sus diferentes impuestos para ya, de una vez, saber a qué atenernos y realizar una adecuada planificación fiscal de acuerdo con la economía de opción.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo . Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest