Cerrar

`Compliance program´como buena praxis corporativa de las empresas

Consultorio Empresarial

El Tribunal Supremo se ha vuelto a pronunciar sobre la importancia de implantar programas de cumplimiento normativo (compliance program) en las sociedades mercantiles para prevenir la comisión de delitos, tanto aquellos que puedan generar responsabilidad penal para la empresa como los cometidos por sus administradores o empleados con graves consecuencias, para ellos y para la empresa. Además de lo anterior, añade, lo importante de implantar estos sistemas en el seno de las empresas para controlar el mejor cumplimiento del derecho dentro de las mismas.

Esta vez el Supremo, en sentencia de 28 de junio, analiza el caso de la condena del exadministrador de una empresa dedicada a la importación de carbón de Ucrania por apoderarse sin consentimiento de su socio italiano, de dinero efectivo de la caja y realizar transferencias a su cuenta personal sin justificar su destino, así como otras irregularidades en la gestión, que ascendieron a 2.000.000 € de perjuicio para la empresa. El exadministrador fue condenado a 4 años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida y de administración desleal.

         “De haber existido un adecuado programa de cumplimiento normativo, casos como el ocurrido se darían con mayor dificultad”

Aprovecha el Supremo para hacer un recordatorio sobre la importancia de implantar protocolos de buena gestión de los administradores de las sociedades mercantiles, para que los gestores de las mismas actúen conforme a los parámetros fijados en el “Código Olivenza” (año 1997).

Un modelo de organización y gestión eficaz e idóneo permite mitigar el riesgo de la comisión de delitos y exonerar a la empresa, en su caso también al órgano de administración, de la responsabilidad penal de los delitos cometidos por sus directivos y empleados.

La importancia de que las empresas implanten estos programas para evitar la derivación de responsabilidad penal a la empresa por delitos ad extra como ad intra”

Cuando los ilícitos penales derivan en responsabilidad civil

Adicionalmente, en el caso de hechos ad extra (cometidos frente a terceros) y no ad intra (frente al patrimonio de la sociedad) daría lugar a una responsabilidad civil con cargo a la empresa por la vía del artículo 120.4 del Código Penal que podría estar cubierta por las pólizas de seguro de responsabilidad civil que a su vez podrían exigir la constitución de los programas de cumplimiento normativo, con el fin de aminorar el riesgo de indemnización por la aseguradora por responsabilidad civil.

Concluye el Alto Tribunal que en el caso analizado la empresa carecía de un sistema de cumplimiento y, por lo tanto, la falta de control interno favoreció para que se cometieran los hechos delictivos de apropiación y de administración desleal probados. Con un compliance program, se podrían haber evitado estos delitos ad intra en el seno de la empresa y, asimismo, evitar una delincuencia societaria con un grave perjuicio interno. 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest