Cerrar

Los requisitos formales para considerar el arrendamiento como actividad económica

Espacio Tributario

En los últimos años la Agencia Tributaria, vigila muy de cerca el cumplimiento de los requisitos formales para aplicar cualquier tipo de beneficio fiscal, sobre todo en sede de Gestión. Para colmo, adaptarse a las formas tampoco resulta garantía de indemnidad, pues la mayoría de las veces, la administración se aparta de la literalidad de la norma e intenta buscar la existencia de motivos económicos válidos, evaluando más el fondo que la forma.

El pasado 9 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Catilla y León, analizando la concurrencia de los requisitos para aplicar el tipo reducido en el Impuesto sobre Sociedades a una mercantil dedicada al arrendamiento de inmuebles (en el caso concreto todavía era necesario tener una persona contratada y un local afecto), afirma que "puede que la contratación de esta persona y el arrendamiento del local para su uso exclusivo sea única y exclusivamente para pagar menos impuestos, pero ello no implica que sea fraudulenta. Cosa distinta es que este pagar menos impuestos fuese contrario a la normativa tributaria, pero si se adopta una especial configuración de la empresa totalmente ajustada a la legalidad que lleva la consecuencia de tener que pagar menos impuestos, ello indudablemente está perfectamente permitido por la ley y es perfectamente entendible en el actuar empresarial, que busca obtener un mayor beneficio en su actividad".

En este caso, la AEAT discutía la existencia de motivos económicos más allá del ahorro fiscal, afirmando que la empresa se amparaba en meros requisitos formales para justificar la existencia de una actividad empresarial, y por lo tanto negaba que la sociedad tuviese actividad económica. El TSJ declina esta postura, y afirma que no existe simulación negocial, anulando la resolución impugnada.

Acostumbrados a este actuar, uno debe andarse con cautela, ya que este tipo de resoluciones judiciales no suelen ser habituales. Me pregunto si en el caso de la remuneración por funciones de dirección a los efectos de aplicar la exención prevista en el artículo 4 de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio, (recordemos que  para determinadas reducciones en la transmisión de participaciones en el ISD, es necesario su cumplimiento), sería suficiente con ponerse como salario la cantidad de cien euros (siempre que se cumpla el porcentaje de retribución y su cómputo respecto a otras entidades del mismo sujeto pasivo), o por el contrario la AEAT alegaría que nadie estaría dispuesto a realizar dichas funciones por menos del salario mínimo interprofesional.

En todo caso, bienvenida sea esta sentencia, y recordemos que actualmente solo se exige el requisito de persona empleada con contrato laboral y a jornada completa, para que el arrendamiento de inmuebles sea considerado como actividad económica. Además, según la consulta V0858-17 de la Dirección General de Tributos, esta persona puede encontrarse de baja laboral sin que sea necesario un contrato de sustitución.  

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , Garantía profesional.

©Todos los derechos reservados. Los contenidos de esta web son propiedad exclusiva de SIGA 98, S.A. Queda prohibida cualquier reproducción total o parcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest